· MONTERO GLEZ GANA EL XLVIII PREMIO DE NOVELA ATENEO DE SEVILLA. INMACULADA GARCÍA, EL ATENEO JOVEN

Montero Glez (Madrid, 1965) ha ganado el XLVIII Premio de Novela Ateneo de Sevilla, dotado con 24.000 euros, con 'El carmín y la sangre', una "novela extrema de espías" protagonizada por Ian Fleming, el creador de James Bond.
El fallo se ha dado a conocer esta noche en una cena celebrada en el Alcázar de Sevilla, junto al del XXI Premio de Novela Ateneo Joven, dotado con 6.000 euros, otorgado a 'Trastornya', de la malagueña de 24 años Inmaculada García Aguilera.
Ambas obras serán publicadas por la editorial Algaida
Sobre su obra, Montero Glez ha explicado a Efe que se trata de "una novela muy extrema porque Ian Fleming era muy extremo y su creación, James Bond, lo era también, un hombre de una dureza extrema". Cuenta la misión de Fleming durante la Segunda Guerra Mundial para coordinar la inteligencia británica entre Gibraltar, Tánger y Lisboa, tratar de que Gibraltar no fuese bombardeada y que las flotas de submarinos alemanes hicieran el menor daño posible a las flotas británicas de suministros.
Además de la tensión propia de un "thriller", Glez, columnista de El Español y que posee premios como el Azorín y el Logroño de Novela, ha asegurado que su novela tiene "la tensión entre el amor y la guerra", ya que Fleming se enamorará en Gibraltar de la bailaora Juana La Petenera, una confidente del espionaje italiano.
Inmaculada García Aguilera, licenciada en Periodismo, dibujante de cómic y diseñadora de camisetas, ha dicho sobre su obra que es una especie de "thiller fantasioso" con conexiones con la ciencia ficción y que las cosas que suceden en 'Trastornya' no son reales, pese a lo cual, como narradora, hace que todo "tenga una lógica absoluta y quede perfectamente explicado" para que el lector pueda entenderlo por completo, aunque también le guste retar al lector.
La protagonista es una joven que posee la capacidad de intuir pensamientos y emociones de otros, de tocar instrumentos musicales simplemente observando cómo lo hacen los demás y cuya vida cambiará al entrar en contacto con una empresa que permite mejorar la capacidad cerebral de algunas personas
"Me gustan las series de televisión intensas y procuro serlo escribiendo; al principio pensé que mi protagonista fuese para un cómic, como otro de mis personajes utópicos o idealizados; me gusta pensar hasta dónde podría llegar una personalidad muy acusada en una situación muy concreta", ha explicado la joven autora, que tiene otras tres novelas inéditas de temática distinta.
Ha asegurado que escribir se ha convertido en una especie de afición secreta que cultiva desde los once años y que ha ido a más, de tal modo que comenzó 'Trastornya' a los 15 años, como sus otras novelas, iniciadas muy precozmente para ir luego terminándolas porque, ha confesado, "se me quedaban lagunas; como si no hubiera vivido lo suficiente", informan Efe y El Español.
(23/06/16)




© 2001 Copyright Edinexus Multimedia
info@premiosliterarios.com